El Nacional – Martes 15 de Enero de 2008 Escenas / 1

Escenas

Lo que pinta 2008

Algunas galerías y espacios alternativos de exposición ya tienen una apretada agenda. La experimentación es una de las frases consentidas de los galeristas para este año
MARJORIE DELGADO AGUIRRE

Suwon Lee y Luis Lizardo fotos 1 y 2 expondrán sus proyectos este año. La obra de Héctor abajo Fuenmayor permanece en Periférico Caracas

El arte visual comienza con buen pie este año. Cuando se llama a las galerías y otros espacios alternativos para solicitar información sobre la programación para 2008, no hay tiempo para el silencio.

Se nota más optimismo en las voces que se escuchan al otro lado del hilo telefónico. Enseguida, los voceros comienzan a dar los nombres de los artistas reconocidos y nuevos que protagonizarán las exposiciones tanto individuales como colectivas de los próximos meses. Todas son importantes y la palabra experimentación se repite con afán.

Con cronograma en mano, Jesús Fuenmayor, director del Periférico Caracas/ Arte Contemporáneo, ubicado en la avenida El Ávila de Los Chorros, indica que para este año tienen una decena de proyectos, que incluyen tanto muestras individuales como colectivas. La exhibición Escuela de Coincidentes,de Héctor Fuenmayor, continúa en el Galpón 1 hasta el 27 de enero. A partir de febrero, en sus instalaciones se presentará el proyecto Con Obregón, dirigido por Alfred Wenemoser. La primera individual será Me quito el nom bre, de Juan José Olavarría, que el público podrá conocer en marzo. También expondrán en estos espacios Suwon Lee, el artista colombiano Danilo Dueñas, Marina Bunimov, Emilia Azcárate, Valerie Brathwaite, Eugenio Espinoza, Fred Sandback, Alí González, Wolfang Tillman, Daniel Medina, Diana López, Sandra Vivas y Meyer Aisman.

La Carnicería, otra galería de reciente creación ubicada en La California Sur, tampoco tiene espacios vacíos en su agenda. Ocho proyectos expositivos se podrán apreciar en sus instalaciones a partir de marzo. El primero de ellos es una colectiva dedicada al retorno a la pintura académica de jóvenes artistas como Richard López, Christian Vinck y Jeanne Jiménez. A mediados de año, el artista Luis Lizardo mostrará su trabajo más reciente, con la curaduría de Sandra Pinardi.

Una gran instalación de Enrique Moreno también forma parte de la lista de muestras individuales. Igualmente, habrá exposiciones colectivas con temas que abordan lo femenino en el arte. Carmen Araujo, directora de La Carnicería, afirma que harán mayor énfasis en exposiciones de fotografía y en el diseño gráfico contemporáneo. Algunas de estas muestras no durarán cuatro semanas, como ha sido hasta ahora, sino seis.

La Sala Mendoza, que el año pasado se mudó al edificio Eugenio Mendoza Coiticoa de la Universidad Metropolitana, inicia su agenda en febrero con tres exposiciones individuales de los artistas Anita Reyna, Ángel Marcano y Alexandra Khun, que serán inauguradas de manera simultánea. Para mediados de año, llevarán a cabo la colectiva Nuevos naturalista, en la presentarán sus trabajos extranjeros como Arnulfo Medina, Paloma Polo, Miguel Ángel Fernández, Raimon Julibert y Tonny Crabb, entre otros. Estos creadores están relacionados por el abordaje científico de sus obras, que resulta de las observaciones experimentales del paisaje y sus representaciones. Este espíritu explorador se traduce en dibujos y videos que se asemejan a disecciones de la flora y la fauna.

En el espacio expositivo Anexo, ubicado en San Bernardino, Argelia Bravo exhibe My identity card o Toronto con chispitas de maíz, la primera de cuatro individuales de mujeres artistas que encabezan el cronograma del primer semestre, ya que en Anexo consideran que el lenguaje contemporáneo de la plástica femenina es uno de los menos atendidos en su especificidad. A partir de marzo exponen Sara Maneiro, Andreína Rodríguez y Devora Castillo. Luego, para los últimos seis meses del año, tienen previsto presentar una muestra de Claudio Perna y una colectiva de jóvenes artistas cuyo cuerpo de obra se caracteriza por la complejidad en la experimentación de la confrontación con lo real.